INMOBILIARIA

COMPRA -VENTA -RENTA -CONSIGNACIÓN -TRASPASOS

DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE OFICINAS Y LOCALES COMERCIALES

En ARKIIDIS te asesoramos y construimos tu oficina o local comercial manteniendo la imagen de acuerdo a tu giro comercial para incrementar tus clientes e inversión

CONSTRUCCIÓN DE COMPLEJOS DE VIVIENDA

Eres emprendedor y piensas realizar un proyecto de vivienda...

DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DE STANDS PARA EXPOFERIAS

ARKIIDIS amplia tus opciones de crecimiento de clientes para tu negocio y reconocimiento de marca

ELABORACIÓN DE PLANOS Y RENDERS

http://arkiidis.blogspot.mx/p/blog-page.html

jueves, 30 de enero de 2014

Forma y orientación para la construcción de vivienda





La forma de la casa influye sobre:
  • La superficie de contacto entre la vivienda y el exterior, lo cual influye en las pérdidas o ganancias caloríficas. Normalmente se desea un buen aislamiento, para lo cual, además de utilizar los materiales adecuados, la superficie de contacto tiene que ser lo más pequeña posible. Para un determinado volumen interior, una forma compacta (como el cubo), sin entrantes ni salientes, es la que determina la superficie de contacto más pequeña. La existencia de patios, alas, etc. incrementan esta superficie.
  • La resistencia frente al viento. La altura, por ejemplo, es determinante: una casa alta siempre ofrece mayor resistencia que una casa baja. Esto es bueno en verano, puesto que incrementa la ventilación, pero malo en invierno, puesto que incrementa las infiltraciones. La forma del tejado y la existencia de salientes diversos, por ejemplo, también influye en conseguir una casa más o menos "aerodinámica". Teniendo en cuenta las direcciones de los vientos predominantes, tanto en invierno como en verano es posible llegar a una situación de compromiso que disminuya las infiltraciones en invierno e incremente la ventilación en verano.
  • La captación solar (explicaremos esto un poco más en la orientación)
La orientación de la casa influye sobre:
  • La captación solar. Normalmente interesa captar cuanta más energía mejor porque es nuestra fuente de climatización en invierno (en verano utilizaremos sombreamientos y otras técnicas para evitar la radiación). En las latitudes en que nos encontramos, conviene orientar siempre nuestra superficie de captación (acristalado) hacia el sur. La forma ideal es una casa compacta y alargada, es decir, de planta rectangular, cuyo lado mayor va de este a oeste, y en el cual se encontrarán la mayor parte de los dispositivos de captación (fachada sur), y cuyo lado menor va de norte a sur. Hay que reducir la existencia de ventanas en las fachadas norte, este y oeste, puesto que no son muy útiles para la captación solar en invierno (aunque pueden serlo para ventilación e iluminación) y, sin embargo, se producen muchas pérdidas de calor a su través.
  • La influencia de los vientos dominantes sobre la ventilación y las infiltraciones.
­ ­
Captación solar pasiva
La energía solar es la fuente principal de energía de climatización en una vivienda bioclimática. Su captación se realiza aprovechando el propio diseño de la vivienda, y sin necesidad de utilizar sistemas mecánicos. La captación hace uso del llamado efecto invernadero, según el cual la radiación penetra a través de vidrio, calentando los materiales dispuestos detrás suyo; el vidrio no deja escapar la radiación infrarroja emitida por estos materiales, por lo que queda confinada entonces en el recinto interior. Los materiales, calentados por la energía solar, guardan este calor y lo liberan, posteriormente, atendiendo a un retardo que depende de su inercia térmica. Para un mayor rendimiento, es aconsejable disponer de sistemas de aislamiento móviles (persianas, contraventanas, etc.) que se puedan cerrar por la noche para evitar pérdidas de calor por conducción y convección a través del vidrio.
Los sistemas de captación pueden ser definidos por dos parámetros: rendimiento, o fracción de energía realmente aprovechada respecto a la que incide, y retardo, o tiempo que transcurre entre que la energía es almacenada y liberada. Hay varios tipos de sistemas:
  • Sistemas directos. El sol penetra directamente a través del acristalamiento al interior del recinto. Es importante prever la existencia de masas térmicas de acumulación de calor en los lugares (suelo, paredes) donde incide la radiación. Son los sistemas de mayor rendimiento y de menor retardo.
  • Sistemas semidirectos. Utilizan un adosado o invernadero como espacio intermedio entre el exterior y el interior. La energía acumulada en este espacio intermedio se hace pasar a voluntad al interior a través de un cerramiento móvil. El espacio intermedio puede utilizarse también, a ciertas horas del día, como espacio habitable. El rendimiento de este sistema es menor que el anterior, mientras que su retardo es mayor.
  • Sistemas indirectos. La captación la realiza directamente un elemento de almacenamiento dispuesto inmediatamente detrás del cristal (a unos pocos centímetros). El interior de la vivienda se encuentra anexo al mismo. El calor almacenado pasa al interior por conducción, convección y radiación. El elemento de almacenamiento puede ser un paramento de material de alta capacidad calorífica, bidones de agua, lecho de piedras, etc., y puede ser una de las paredes de la habitación, el techo, o el suelo. Un caso particular es el llamado muro trombe, en el cual, además, se abren unos registros ajustables en la parte superior y en la inferior para que se cree una transferencia de calor por conducción a voluntad. El rendimiento de estos sistemas es también menor que el del sistema directo, y presentan unos retardos muy grandes.
En el diseño de estos sistemas es importante considerar:

  • La existencia de suficiente masa térmica para la acumulación del calor dispuesta en las zonas de incidencia de radiación
  • La existencia de cerramientos móviles para aislamiento
  • La orientación, obstáculos y sombreamientos de los espacios de captación, de tal manera que se maximice la captación de energía en invierno y se minimice la de verano. Repetimos de nuevo que lo óptimo es la orientación al sur de los sistemas de captación, o con una desviación de hasta 30º.

miércoles, 29 de enero de 2014

Microclima y ubicación para la construcción de una casa


El comportamiento climático de una casa no solo depende de su diseño, sino que también está influenciado por su ubicación: la existencia de accidentes naturales como montes, ríos, pantanos, vegetación, o artificiales como edificios próximos, etc., crean un microclima que afecta al viento, la humedad, y la radiación solar que recibe la casa.
Si se ha de construir una casa bioclimática, el primer estudio tiene que dedicarse a las condiciones climáticas de la región y después, a las condiciones microclimáticas de la ubicación concreta.


Ubicación
La ubicación determina las condiciones climáticas con las que la vivienda tiene que "relacionarse". Podemos hablar de condiciones macroclimáticas y microclimáticas.
Las condiciones macroclimáticas son consecuencia de la pertenencia a una latitud y región determinada. Los datos más importantes que las definen son:
  • Las temperaturas medias, máximas y mínimas
  • La pluviometría
  • La radiación solar incidente
  • La dirección del viento dominante y su velocidad media
Las condiciones microclimáticas son consecuencia de la existencia de accidentes geográficos locales que pueden modificar las anteriores condiciones de forma significativa. Podemos tener en cuenta:
  • La pendiente del terreno, por cuanto determina una orientación predominante de la vivienda
  • La existencia cercana de elevaciones, por cuanto pueden influir como barrera frente al viento o frente a la radiación solar
  • La existencia de masas de agua cercanas, que reducen las variaciones bruscas de temperatura e incrementan la humedad ambiente
  • La existencia de masas boscosas cercanas
  • La existencia de edificios

­ ­

La elección de la ubicación de la vivienda, si ello es posible, es una decisión muy importante en el proceso de diseño bioclimático, si acaso tan importante como el diseño de la vivienda en sí misma. Además de seleccionar la ubicación más adecuada, debemos tener en cuenta que siempre es posible actuar sobre el entorno (añadiendo o quitando vegetación o agua, por ejemplo), para modificar las condiciones microclimáticas. Es lo que llamamos corrección del entorno.

martes, 28 de enero de 2014

Pérdida de calor en viviendas (invierno)

Ya hemos hablado de los tres mecanismos de transmisión del calor. En una vivienda, los tres funcionan para producir pérdidas de calor. En el interior de la casa, el calor se transmite entre los paramentos (muros, techos, suelos) principalmente por radiación, y entre los paramentos y el aire interior principalmente por convección. El calor "viaja" a través de los paramentos por conducción, hasta alcanzar el exterior de la casa, donde se disipa por convección y radiación. Para reducir las pérdidas de calor, se actúa principalmente sobre el fenómeno de conducción a través de los paramentos, intercalando una capa de material térmicamente aislante.

Hay que cuidar los llamados puentes térmicos, que son lugares de refuerzo o juntas de los paramentos que pueden estar construidos con materiales diferentes al resto, existiendo por tanto una discontinuidad de la capa aislante. Estos lugares pueden convertirse en vías rápidas de escape del calor.
Sin embargo existe otra causa de pérdida de calor: la ventilación. Para que una casa sea salubre necesita un ritmo adecuado de renovación de aire. Si esta renovación se realiza con el aire exterior, estamos perdiendo aire caliente e introduciendo aire frío. Hay que llegar a un compromiso entre la ventilación que necesitamos y las pérdidas de calor que podemos admitir, a no ser que se "precaliente" el aire exterior de alguna manera.
Pero aunque reduzcamos la ventilación al mínimo, una baja estanqueidad de la casa puede forzar la ventilación aunque no queramos, especialmente en días ventosos: son las infiltraciones. Por ello, es importante reducir al máximo este fenómeno, cuidando especialmente las juntas de cierre de puertas y ventanas.

Aunque se reduzca la ventilación y las infiltraciones al mínimo, cuando hay viento, la convección forzada, fenómeno del cual ya hablamos, hace que el calor que se transmite del interior al exterior de la casa se disipe mucho más rápidamente en el paramento exterior. La única manera de disminuir este fenómeno es evitando que el viento golpee la casa, bien eligiendo una ubicación donde la casa esté protegida de los vientos dominantes de invierno, bien estableciendo barreras naturales mediante la vegetación.

viernes, 24 de enero de 2014

Formas de transmisión de calor

Es importante tener presentes los mecanismos de transmisión del calor para comprender el comportamiento térmico de una casa. Microscópicamente, el calor es un estado de agitación molecular que se transmite de unos cuerpos a otros de tres formas diferentes:

Conducción. El calor se transmite a través de la masa del propio cuerpo. La facilidad con que el calor "viaja" a través de un material lo define como conductor o como aislante térmico. Ejemplos de buenos conductores son los metales, y de buenos aislantes, los plásticos, maderas, aire. Este es el fenómeno por el cual las viviendas pierden calor en invierno a través de las paredes, lo que se puede reducir colocando un material que sea aislante. El coeficiente de conducción térmica de un material es una medida de su capacidad para conducir el calor.
Convección. Si consideramos un material fluido (en estado líquido o gaseoso), el calor, además de transmitirse a través del material (conducción), puede ser "transportado" por el propio movimiento del fluido. Si el movimiento del fluido se produce de forma natural, por la diferencia de temperaturas (aire caliente sube, aire frío baja), la convección es natural, y si el movimiento lo produce algún otro fenómeno (ventilador, viento), la convección es forzada.

­ ­

Radiación. Todo material emite radiación electromagnética, cuya intensidad depende de la temperatura a la que se encuentre. La radiación infrarroja provoca una sensación de calor inmediata (piénsese en una estufa de butano, por ejemplo). El sol nos aporta energía exclusivamente por radiación.

jueves, 23 de enero de 2014

Otros conceptos en la Arquitectura Bioclimática

La arquitectura bioclimática trata exclusivamente de jugar con el diseño de la casa (orientaciones, materiales, aperturas de ventanas, etc.) para conseguir una eficiencia energética. La persona interesada en arquitectura alternativa se encontrará, sin embargo, con otros términos que pueden tener relación con lo que estamos hablando.


  • Arquitectura solar pasiva. Hace referencia al diseño de la casa para el uso eficiente de la energía solar. Puesto que no utiliza sistemas mecánicos, está íntimamente relacionada con la arquitectura bioclimática, si bien esta última no sólo juega con la energía solar, sino con otros elementos climáticos. Por ello, el término bioclimático es más general, si bien ambos van en la misma dirección.
  • Arquitectura solar activa. Hace referencia al aprovechamiento de la energía solar mediante sistemas mecánicos y/o eléctricos: colectores solares (para calentar agua o para calefacción) y paneles fotovoltaicos (para obtención de energía eléctrica). Pueden complementar una casa bioclimática.
  • Uso de energías renovables. Se refiere a aquellas energías limpias y que no se agotan (se renuevan). Para una casa, además de la energía solar, de la que ya hemos hablado, podemos considerar otros, como los pequeños generadores eólicos o hidráulicos, o la generación de metano a partir de residuos orgánicos.
  • Arquitectura sostenible. Esta arquitectura reflexiona sobre el impacto ambiental de todos los procesos implicados en una vivienda, desde los materiales de fabricación (obtención que no produzca desechos tóxicos y no consuma mucha energía), las técnicas de construcción (que supongan un mínimo deterioro ambiental), la ubicación de la vivienda y su impacto en el entorno, el consumo energético de la misma y su impacto, y el reciclado de los materiales cuando la casa ha cumplido su función y se derriba. Es, por tanto, un término muy genérico dentro del cual se puede encuadrar la arquitectura bioclimática como medio para reducir el impacto del consumo energético de la vivienda.
  • Casa autosuficiente. Hace referencia a las técnicas para lograr una cierta independencia de la vivienda respecto a las redes de suministro centralizadas (electricidad, gas, agua, e incluso alimentos), aprovechando los recursos del entorno inmediato (agua de pozos, de arroyos o de lluvia, energía del sol o del viento, paneles fotovoltaicos, huertos, etc.). La arquitectura bioclimática colabora con la autosuficiencia en lo que se refiere al suministro de energía.

martes, 21 de enero de 2014

Ventajas de la Arquitectura Bioclimatica

Hay varias razones para recuperar la arquitectura bioclimática, recuperando viejas técnicas y adoptando nuevas:


  • Actualmente, la energía es escasa y su producción lleva aparejada muchos problemas. Por ejemplo, la electricidad, esa energía aparentemente limpia que llega a casa, es "sucia" en su origen: en un gran porcentaje se produce quemando combustibles (petróleo, carbón, gas natural), con la consiguiente liberación de gases, como el dióxido de carbono, que provocan el temido y muy hablado efecto invernadero que está recalentando el planeta, o los óxidos de nitrógeno, que producen la lluvia ácida, que está acabando con los bosques; y otro importante porcentaje se produce en las centrales nucleares, con el conocido problema de los residuos radiactivos. Una construcción bioclimática reduce la energía consumida y, por tanto, colabora de forma importante en la reducción de los problemas ecológicos que se derivan de ello (el 30% del consumo de energía primaria en los países industrializados proviene del sector de la edificación).
  • Para ahorrar dinero en la factura de la electricidad o del gas.
  • Para conseguir una mayor armonía con la Naturaleza. Podemos pasar de la casa - "búnker" que no tiene en cuenta su entorno climático y utiliza potentes aparatos de climatización para resolver el problema, a la casa que se integra y utiliza el entorno y el clima para resolver sus necesidades.

viernes, 17 de enero de 2014

Trayectoria solar

Siendo el sol la principal fuente energética que afecta al diseño bioclimático, es importante tener una idea de su trayectoria en las distintas estaciones del año.
Como se sabe, la existencia de las estaciones está motivada porque el eje de rotación de la tierra no es siempre perpendicular al plano de su trayectoria de traslación con respecto al sol, sino que forma un ángulo variable dependiendo del momento del año en que nos encontremos.
Sin entrar en detalles técnicos, y particularizando para el hemisferio norte, por encima del trópico de Cáncer.
  • Hay sólo dos días del año en los que el eje de rotación es perpendicular al plano de traslación: el equinoccio de primavera (22 de marzo) y el equinoccio de otoño (21 de septiembre). En estos días, el día dura exactamente lo mismo que la noche, y el sol sale exactamente por el este y se pone por el oeste.
  • Después del equinoccio de primavera, los días son cada vez más largos, y el sol alcanza cada vez mayor altura a mediodía. La salida y la puesta de sol se desplazan hacia el norte (es decir, tiende a salir cada vez más por el nordeste y a ponerse por el noroeste). Esta tendencia sigue hasta el solsticio de verano (21 de junio), el día más largo del año, para seguir después la tendencia contraria hasta llegar al equinoccio de otoño.
  • Después del equinoccio de otoño, los días son cada vez más cortos, y el sol cada vez está más bajo a mediodía. La salida y la puesta de sol se desplazan hacia el sur (es decir, tiende a salir cada vez más por el sudeste y a ponerse por el sudoeste. Esta tendencia sigue hasta el solsticio de invierno (21 de diciembre), el día más corto del año, para seguir después la tendencia contraria hasta llegar al equinoccio de primavera.
Estas trayectorias solares que acabamos de describir tienen una consecuencia clara sobre la radiación recibida por fachadas verticales: en invierno, la fachada sur recibe la mayoría de radiación, gracias a que el sol está bajo, mientras que las otras orientaciones apenas reciben radiación. En verano, en cambio, cuando el sol está más vertical a mediodía, la fachada sur recibe menos radiación directa, mientras que las mañanas y las tardes castigan especialmente a las fachadas este y oeste, respectivamente.

­ ­
Radiación directa, difusa y reflejada
 La energía solar incidente en una superficie terrestre se manifiesta de tres maneras diferentes:
  • La radiación directa es, como su propio nombre indica, la que proviene directamente del sol.
  • La radiación difusa es aquella recibida de la atmósfera como consecuencia de la dispersión de parte de la radiación del sol en la misma. Esta energía puede suponer aproximadamente un 15% de la radiación global en los días soleados, pero en los días nublados, en los cuales la radiación directa es muy baja, la radiación difusa supone un porcentaje mucho mayor. Por otra parte, las superficies horizontales son las que más radiación difusa reciben, ya que "ven" toda la semiesfera celeste, mientras que las superficies verticales reciben menos porque solo "ven" la mitad de la semiesfera celeste.
  • La radiación reflejada es, como su propio nombre indica, aquella reflejada por la superficie terrestre. La cantidad de radiación depende del coeficiente de reflexión de la superficie, también llamado albedo. Por otra parte, las superficies horizontales no reciben ninguna radiación reflejada, porque no "ven" superficie terrestre, mientras que las superficies verticales son las que más reciben.


lunes, 13 de enero de 2014

ARQUITECTURA SOSTENIBLE

Sabias que la industria de la construcción consume el 50% de los recursos mundiales lo que la convierte en una de las actividades menos sostenibles del planeta. Luego entonces nuestra vida cotidiana gira alrededor de una gran variedad de construcciones: Vivimos en casas, viajamos por carretera, trabajamos en edificios de oficinas y nos relacionamos en cafeterías y bares y la civilización actual  depende de edificios para su cobijo y existencia y nuestro planeta  no puede soportar el grado de recurso actual. Por lo tanto es evidente que algo debe cambiar; y los arquitectos tienen un importante papel que desempeñar en ese cambio.

¿Que significa ser sostenible?
La sostenibilidad es un concepto complejo. Gran parte del proyecto sostenible tiene que ver con la reducción del calentamiento mediante el ahorro energético. Sin embargo proyectar de forma sostenible también significa crear espacios, saludables, viables económicamente y sensibles a las necesidades sociales. Es decir respetar los sistemas naturales y aprender de los procesos ecológicos.

La OMS (organización mundial de la salud) a partir de 2003 ha calculado que el calentamiento global causa más de 150000 muertes humanas por año debido a las variaciones sobre nivel del mar que afectan las producciones agrícolas y evaporación de reservas de agua potable

Por lo tanto la Arquitectura sostenible es aquella que diseña para aprovechar el clima y las condiciones del entorno con la finalidad de obtener confort en el interior de una vivienda bioclimatica minimizando sistemas mecánicos complejos.

viernes, 3 de enero de 2014

¿COMO DISEÑAR LA OFICINA IDEAL?


Descubre cómo crear el espacio perfecto donde te sientas cómodo y relajado, y al mismo tiempo impulse tu productividad.


Nota de la revista SoyEntrepreneur

En promedio, una persona pasa alrededor del 33% de su tiempo en una oficina. Sin embargo, en el caso de un emprendedor, las jornadas suelen alargarse hasta 10 horas diarias por lo que hacer de este espacio lo más confortable e inspirador posible es sumamente importante.

Una oficina ordenada, limpia y decorada a tu gusto tiene un efecto relajante para el cuerpo e impulsa la creatividad. Asimismo, de acuerdo con psicólogos, el ambiente que se cree en este espacio influye directamente en la productividad y el rendimiento personal.

Por eso, es esencial que en el momento en el que elijas el diseño y los objetos de tu oficina tengas en mente que éstos deben hacerte sentir cómodo, pero no demasiado como para impedirte enfocarte en tu negocio y terminar con los pendientes.

El diseñador profesional Jo Heinz recomienda que antes de diseñar tu oficina, no importa si es en un edificio corporativo o en tu propia casa, respondas a estas preguntas:

¿Qué tipo de trabajo harás en ese espacio?
¿Te visitarán ahí clientes externos?
¿Tus colegas accederán a ella para trabajar en conjunto?
¿Qué tipo de materiales necesitas tener a la vista, o fácil de obtener, y cuáles pueden ser archivados?
¿Qué clase de equipo requieres?
¿Harás desde ahí videoconferencias?
¿Qué necesito para convertirlo en mi espacio?

Ahora, el siguiente paso para armar tu oficina es que analices estos cinco puntos:

1. Equipamiento. La rapidez y la eficiencia son los factores clave para una oficina. Antes de hacer cualquier compra, analiza si realmente necesitas ese equipo (por ejemplo, una copiadora grande a color) o si sólo ocupará espacio y te hará gastar.

Heinz recomienda que intentes que la mayor parte de tu equipo no tenga cables, esto te permitirá trabajar sentado o parado, lo que impulsa la creatividad y evitará el desorden que genera el cablerío.

Equipo básico: un teléfono (con contestadora y altavoz); una computadora, ya sea tu laptop o de escritorio; un escritorio con mesa y una silla cómoda; y uno o varios archiveros.

2. La iluminación. Tener una buena iluminación es esencial. De preferencia, elige un espacio que tenga ventanas y que se alumbre con la luz solar, debido a que ésta es la más indicada puesto que tiene aproximadamente igual proporción de todos los colores del espectro.

Si necesitas poner iluminación artificial, busca que ésta sea lo más parecida a la luz natural y de preferencia que sea amarillenta debido a que este tono es más cálido y confortante. Considera elegir focos de mayor potencia para la noche o días nublados. Debes tener en cuenta que si la iluminación es deficiente, esto afectará en tu estado de ánimo e incluso puede llevarte a la depresión.

Otro factor que debes considerar es evitar los reflejos, especialmente en la pantalla de tu computadora pues esto afectará tu vista y evitará que trabajes bien.

3. Privacidad. Nadie puede trabajar eficientemente en un área con ruido e interrupciones. Cuando planees tu oficina, elige un espacio apartado en el que puedas cerrar la puerta. Otra idea para disminuir los sonidos distractores es poner un poco de ‘sonidos blancos’ como los que provoca un ventilador o el aire acondicionado.

4. Organización. Mantener tu oficina ordenada hará que disminuyan tus niveles de estrés. Tu escritorio debe tener únicamente los artículos relacionados con el trabajo diario, como una computadora. Evita tener pilas de papeles o demasiados artículos que te distraigan.

Las soluciones para tener ordenada tu oficina son fáciles y poco costosas: lapiceros, archiveros, contenedores y cajas decorativas. Al acomodar tus papeles y archivos busca la forma de mejorar el flujo de trabajo.

5. Ergonomía. Tu salud, seguridad y comodidad son básicos. Por ello, los artículos que eliges deben estar diseñados para ofrecerte esto. Adquiere una silla ergonómica que se ajuste a tu cuerpo (el respaldo debe tener una posición en un ángulo de 90 grados) y te dé una buena postura, especialmente mientras estás en la computadora. Aunque éstas cuestan más, bien vale la pena la inversión puesto que aumentan tu productividad y rendimiento.

Considera también tener una butaca para recargar tus pies, un mouse ergonómico que se ajuste a tu mano y mousepads que te permitan relajar tus muñecas. Tener estos accesorios en tu espacio laboral harán que tu cuerpo se estrese menos. 

Otros tips

- Sólo ten en tu oficina objetos relacionados con el trabajo. El resto de tus espacios (tu casa, auto, etc) no deben tener estos artículos. Esto te ayudará a lograr un mejor equilibrio entre tu vida personal y profesional.

- Para decorar tu escritorio usa una planta decorativa. Los elementos vivos ayudan a que te relajes y mejores tu humor.

- Ten cuidado al elegir los colores, debido a que éstos generan reacciones físicas y emocionales. El color de tus paredes debe ser claro como en blancos, grises y marfil.  Por ejemplo, los tonos azules, verdes y violetas dan un sentimiento de paz y ayudan a la concentración y relajación. Evita los tonos demasiado cálidos como el rojo o el naranja ya que éstos pueden provocar estrés. El morado estimula la imaginación y el amarillo provoca entusiasmo.

- Agrega un objeto personal. Ya sea la fotografía de tu familia o algún peluche o accesorio que te recuerde momentos felices. Esto, además de personalizar tu espacio, te servirá de inspiración. Recuerda que tu oficina debe ser un espacio en el que te guste estar.

- Haz una oficina eco friendly. Incluye en tu espacio focos ahorradores, materiales reciclados e incluso mobiliario eco amigable. Esto te hará sentirte mejor en el trabajo, y al mismo tiempo, a disminuir el impacto en el medio ambiente.

miércoles, 1 de enero de 2014

UN MENSAJE PARA TODOS LOS DÍAS DEL AÑO

UN MENSAJE

Construimos tu Casa, Local u Oficina

Envía un correo electrónico solicitando el servicio y a la brevedad te enviaremos un presupuesto gratis:
-Compra -Venta -Renta -Consignación -Traspasos
-Planos
-Albañilería
-Acabados
-Tablaroca
-Carpintería
-Herrería
-Instalaciones
-Remodelaciones
-Ampliaciones
-Gestoría
correo: arkitekc@gmail.com